Historia CompañíasVideojuegos

LA HISTORIA DE NINTENDO #2

¡Hola frikimáticos! Como ya sabéis, después del estreno del nuevo podcast llamado Arqueología Nintendo, el cual podéis seguir en iVoox, Spotify, Google Podcast o iTunes, hemos decidido desde esta página crear una serie de artículos centrados en la historia de esta compañía. En nuestro artículo anterior nos centramos en lo que se podría llamar como pre-historia de Nintendo. En este segundo hablaremos de la propia fundación y de los primeros años de la compañía nipona.

¿Qué significa Nintendo?

Como ya introducimos en nuestro primer artículo, Nintendo fue creada en 1889 por un joven kiotense de 30 años llamado Fusajiro Yamauchi. En este punto es pertinente hacernos la siguiente pregunta… ¿Qué significa Nintendo? La verdad es que, aunque la pregunta sea fácil de hacer, ¡es realmente difícil de contestar!

A día de hoy existen varias teorías. Además de esto, hay que tener en cuenta que la definición real nunca la sabremos, ya que el propio bisnieto de Fusajiro, el archiconocido Hiroshi Yamauchi, reconoció no saber que significaba. Para Hiroshi, la comúnmente aceptada expresión deja la suerte en manos de los dioses le parecía una explicación admisible. Es por esto por lo que esta es la definición oficial… ¡Sin saber si es siquiera real! Lo que sí sabemos es que Nintendo está compuesta por tres kanjis, expresando cada uno de ellos diferentes conceptos: NIN (responsabilidad, deber, o dejar hacer algo a alguien), TEN (el cielo, los dioses), y DO (templo, salón, santuario). Es por esto por lo que definiciones como deja la suerte en manos de los dioses, deja la suerte al cielo, o deja que el cielo decida pueden ser interpretaciones válidas.

La historia de Nintendo
Primera sede de Nintendo

Eso sí, existe otra corriente muy interesante centrada en la reinterpretación del kanji TEN. En la época en la que Nintendo se fundó, el mítico personaje folclórico y legendario japones TENGU estaba estrechamente relacionado con las cartas, las apuestas y el juego. Es por esto por lo que, cuando se levantó la prohibición impuesta en el periodo Edo, muchas empresas emplearon el nombre de este demonio legendario para conformar sus propios nombres. A raíz de esta reformulación, se ha llegado a explicar la definición de Nintendo desde otra perspectiva, dando lugar a interpretaciones como El templo de la Hanafuda Libre o El templo que tiene permiso para hacer Hanafudas.

La historia de Nintendo
Tengu japonés

Inicios de la actividad

Con todo esto, Nintendo echó a andar en 1889. El objetivo inicial de la empresa no era otro que la producción artesana y venta de cartas Hanafuda. Inicialmente tuvieron cierto éxito, sobre todo con el modelo Daitoryo, que es uno de los más representativos del Nintendo de aquella época, y que tiene una curiosa historia detrás. Este tipo de barajas son muy conocidas por tener la imagen de Napoleón, y es ampliamente aceptado que este personaje ocupa este lugar por un accidente, por un error. Daitoryo significa presidente, y Fusajiro confundió al primer presidente de EE. UU., George Washington, con Napoleón.

Pese al éxito inicial, Nintendo se estancó muy rápido. Precisamente aquello que la distinguía hizo de ella su peor arma, y es que la calidad de las cartas hacía que aquellos que se comprasen una baraja difícilmente se comprasen otra. Con esto llego la primera crisis de la compañía, la cual consiguieron solucionar haciendo cartas más baratas, las denominadas Tengu. Aun así, este tipo de barajas no fueron más que un parche. Hay que tener en cuenta que el comercio y la distribución de aquella época era muy local, y esta se llevaba a cabo a nivel de barrio. Esto llevó a Nintendo a volver a estancarse.

Para salir de este nuevo bache, Fusajiro aprovechó una oportunidad de oro, y es que en aquella época habían vuelto los salones de juego. En esos ambientes sí que era estrictamente necesario que las cartas fueran de una elevada calidad, ya que se jugaban unas sumas de dinero tan altas que los jugadores no se podían permitir jugar dos veces con la misma baraja. Es por esto por lo que se empleaban y a su vez de desechaban muchísimas barajas. Nintendo fue productora de estas cartas, llevando de esta manera una reseñable cantidad de dinero a sus arcas.

La historia de Nintendo
Barajas de cartas de Nintendo

Cartas Trump y distribución con el tabaco

Otra maniobra maestra por parte de Nintendo fue la producción y comercialización de las barajas Trump. Estas cartas no son más que la mítica baraja francesa, la cual se usa hoy en día para jugar al Poker. Este tipo de cartas ya se empleaban en el Japón de aquella época, gozando de gran popularidad en la aristocracia y familias acomodadas. Esto era así, ya que se trataban de artículos de importación, haciendo de ellas un producto realmente caro.

Nuevamente, Fusajiro Yamauchi vio un filón ahí, y empezó a producirlas y a venderlas. A todo esto le ayudo la guerra entre Rusia y Japón en los años 1904 y 1905. Durante este periodo, Japón era especialmente conocida por ser muy benevolente con los prisioneros de guerra rusos, y cuando los carceleros les preguntaban a ver si deseaban algo, estos pedían jugar a las cartas. Como una de las cárceles más grandes de Kioto estaba muy próxima a Nintendo, esto le dio unos ingresos extra al convertirse en productora de las barajas de cartas para los presidiarios.

Por otro lado, la guerra fue un drama económico en Japón, ya que el coste de la misma fue realmente elevado. Esto, que para mucho fue un drama, para Nintendo fue una nueva oportunidad. Esto fue así porque, para hacer frente a los altos costes de la guerra, el gobierno japonés introdujo un impuesto llamado Katura Zei. Este impuesto, aplicado a los fabricantes de todo tipo de cartas, supuso la quiebra absoluta para muchas empresas pequeñas, pero no así para Nintendo, que al ser una de las pocas productoras de barajas occidentales contaba con un colchón económico. Además, esto le sirvió para, sin quererlo, quitarse de en medio a gran parte de la competencia.

Finalmente, Nintendo aprovecho una nueva oportunidad para aumentar la red de distribución de sus barajas de cartas. Fusajiro, en este caso, vio como el tabaco, el cual se distribuía a nivel nacional, encajaba bien con la filosofía de sus cartas. Esto era así debido a que fumar y jugar a las cartas era algo que muchas veces se realizaba en conjunto. De esta manera, Nintendo formalizó un acuerdo con la empresa tabacalera Nihon Senbai para distribuir sus cartas junto al tabaco, llegando de esta manera a todos y cada uno de los territorios del país nipón. Esto, para una época en la que la globalización era un termino desconocido, suponía una ventaja estratégica desconocida.

Una nueva era

Tras años de éxito, Fusajiro Yamauchi se retiró a la edad de 70 años, en 1929, para disfrutar de un merecido retiro que le duró hasta 1940, año en el que fallece a los 80 años de edad. Con esto, en 1929 decidió dar un paso a un lado, eligiendo como sucesor a su empleado más eficiente para relevarle en el cargo. Este empleado era Sekiryo Kaneda, con el que concertó un matrimonio con su propia hija, Tei Yamauchi, para poder cumplir las estrictas normas de sucesión del Japón de aquella época. De esta forma, comenzaba una nueva época para Nintendo.

Si te ha gustado este artículo, os invitamos a seguirnos a través de la plataforma iVoox, o a través de nuestro Twitter, donde colgaremos todas las novedades de nuestro podcast y de la apasionante historia de Nintendo:

iVoox: https://www.ivoox.com/podcast-arqueologia-nintendo_sq_f1942285_1.html

Twitter: https://twitter.com/podcastnintendo

Otros episodios de la historia de Nintendo

Arqueología Nintendo

¡[email protected] a Arqueología Nintendo! Tu podcast sobre la historia de Nintendo y todas las curiosidades que la rodean. ¿Nos acompañas en este viaje? Colaborador en frikimatico.es

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba